• Webmaster 4

¿A qué estoy dispuesto a renunciar?

Por Luis Enrique Lopez León

Varios días a la semana, tomo clases con mi mentor Paul Martinelli, y leo todos los días algún texto de John C. Maxwell; entre las lecciones que ambos me han dado, hay muchas coincidencias, una de ellas es la importancia del sacrificio para lograr el éxito; su definición es clara y no es fatalista como la palabra parece, simplemente: «El sacrificio es dejar algo de valor, por ir hacia algo de mayor valor».

Para crecer con intencionalidad, ciertamente tienes que renunciar a cosas. Algunas, las considerarás de mucho valor, incluso de tanto valor, que te costará desapegarte de ellas. Pero en todo momento debes tener plena consciencia de que lo que quieres lograr, merece ese sacrificio. Tristemente, la falta de valor para dejar cosas que realmente son de importancia para nosotros, pero que requieren quedarse atrás para aspirar a algo mejor, constantemente son como anclas que mantienen el barco del éxito sin poder avanzar.

Las personas que logran sus metas, es porque han sabido hacer buenas compensaciones, y las que no lo logran, es porque seguramente argumentan que valoran mucho lo que tienen, y prefieren mantenerlo que renunciar a ello, es decir: prefieren quedarse en su zona de confort. Pero, te invito a reflexionar: ¿acaso no es probable que estés exagerando el valor de lo que tienes actualmente y que no quieres dejar ir, y que por otro lado estés minimizando el valor de lo que viene por delante, si tomas de la decisión de renunciarlo e ir en busca de otra cosa, aún mejor?

Siempre he dicho, y no soy el único, todas las personas que nos dedicamos a esto pensamos igual: ¡debemos ver el lado positivo de las cosas! Pero también, debemos ser conscientes de que nada es perfecto. Por eso, cuando tomemos la decisión de hacer un sacrificio para ir en busca de algo mejor, es importante hacer un análisis detallado de los pros y de los contras. ¡No puedes dejar de beber agua por regar todos los días tus plantas! ¡Adopta el sacrificio! ¡Acéptalo! Pero al momento de asumir que dejarás ciertas cosas por ir en busca de otras mejores, también debes asumir que eso conllevará un proceso, y no siempre será tan corto como el de mi cafetera preparando una bebida caliente.

Algunos procesos serán tan largos como el crecimiento de un árbol o la formación de un niño en una persona de bien. ¡Vivimos en un tiempo en el cual nos desespera incluso que tengamos que esperar 3 minutos para que el agua hirviendo prepare la sopa instantánea! Quizá respondas lo que respondo yo cuando me invitan a ser paciente en la consecución de un logro: «es que así soy, ansioso y no puedo esperar más», sí, debe ser difícil cambiar esos ajustes de fábrica que tenemos, pero la actitud correcta, o la incorrecta, es nuestra elección.


Con absoluto respeto a los derechos de autor de John C. Maxwell, compartiré contigo un par de párrafos de su libro Las 15 leyes indispensables del crecimiento que explican a nivel de la maestría, la importancia de realizar compensaciones en la vida: La mayoría de personas intentan llevar demasiadas cosas consigo a medida que viajan por la vida. Quieren seguir añadiendo sin renunciar a nada. Eso no funciona. No puede usted hacerlo todo; hay solamente una cantidad de tiempo limitado a cada día. En algún momento, usted alcanza su límite. Además, necesitamos recordar siempre que si nada cambia, ¡nada cambia! Puede aprenderse mucho de las compensaciones en el juego de damas. Como alguien dijo en una ocasión: rinda una para tomar dos; no haga dos movimientos al mismo tiempo; vuélvase hacia arriba, no hacia abajo; y cuando llegue al final, tiene la libertad de moverse como quiera. Si usted quiere alcanzar su potencial, esté preparado para hacer compensaciones. Como dijo el autor James Allen: “Quien quiera lograr poco debe sacrificar poco; quien quiera lograr mucho debe sacrificar mucho”.

©2019 by 31punto4. Proudly created with Wix.com