• Webmaster 4

Dime con quién andas

Por Luis Enrique Lopez León

Jim Rohn afirmó que nos convertimos en la combinación de las cinco personas con las que más estamos. John Maxwell añade que Rohn diría que podríamos saber la calidad de nuestra salud, actitud y sueldo mirando a las personas que nos rodean. Él creía que comenzamos a comer lo que ellos comen, a hablar como ellos hablan, leer lo que ellos leen, pensar como ellos piensan, ver lo que ellos ven y vestirnos como ellos se visten.


El rey Salomón de Israel escribió: “El que con sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado”, por su parte, Charles “el Tremendo” Jones dijo: “Tú serás el mismo hoy que dentro de cinco años salvo por dos cosas: la gente con la que te asocies y los libros que leas”. Yo le añadiría, y los entrenamientos que tomes para tu crecimiento. Esto quiere decir que el entorno es vital para crecer. Porque una semilla solo germinará en una tierra propicia para ello. Hace un tiempo, tomé una decisión en mi vida.


En un campamento en la playa, donde pasé tres días ausente de la telefonía y el internet, estuve estudiando a Deepak Chopra con su entrenamiento en audio “El ser superior”. Entre la profunda reflexión a la que me invitaba Chopra mediante su obra y el majestuoso paisaje del mar desde mi perspectiva 180º y el murmullo del mar, pensé en mi entorno: el cotidiano, de todos mis días y el que vivía justo ante esa escena. Me di cuenta que estaba comenzando a generarme conflictos convivir con ciertas personas. Su negatividad me contagiaba, la frivolidad de una vida sin propósito estaba jalándome, sus actitudes hacia mí me lastimaban. En pocas palabras, no edificaban mi vida.


Y mientras yo me detenía porque su ritmo torpe no me dejaba avanzar más, esas personas parecían sujetarse a mis ropas para que mi avance los trajera consigo. Entonces, decidí comenzar a convivir activamente con personas cuyo nivel de consciencia fuera lo suficientemente elevado para permitirme crecer y avanzar. Comencé a dedicar varias horas de tiempo al día al poner en práctica el principio de la mente maestra con personas con una vida de propósito, con personas intencionales, con metas y objetivos que cumplir. Fue realmente inspirador darme cuenta que no preocuparme por personas tóxicas y empezar a buscar personas medicina, eran un gran impulso para mi vida y para la de las personas que me ven como un referente en sus vidas.


Dejé de preocuparme más por las vidas y los problemas de quienes deseaban beneficiarse de mi deseo de crecer, sin hacer nada intencional por crecer ellos mismos y pude ofrecerme a mí mismo mejores recursos y por ende, ofrecer mejores recursos a mis compañeros de sueños y de lucha. Haciendo una analogía, me di cuenta de que no estaba haciendo caso a la instrucción para la vida, que entre líneas nos dan justo antes de despegar un vuelo: «En caso de despresurización de la cabina necesitaremos de oxígeno complementario que estará en las mascarillas frente a ustedes. Colóquesela pasando por nariz y boca y respire normalmente. En caso de viajar con niños o alguien que necesite ayuda, colóquese primero la mascarilla usted mismo y luego auxilie a quien lo necesita».

©2019 by 31punto4. Proudly created with Wix.com