• Webmaster 4

Un día productivo es un día feliz

Por Frida Soto

Sentimos el peso de cada día sobre nuestro cuerpo: el peso de las responsabilidades, de las tareas por cumplir y cosas que hemos dejado pendientes pero que tenemos que hacer. Ante estas preocupaciones lo mejor que podemos hacer es enlistar nuestros deberes clasificándolos por ámbitos como, por ejemplo: pendientes del hogar, de la escuela, del trabajo, personales etc.

Todo en la vida se realiza de acuerdo a tiempos y plazos que cumplir simplemente al estar conscientes que debemos pagar el recibo de agua, luz internet o renta podemos identificar que existe una fecha limite para hacerlo; en otros casos si bien no existe un margen definido por escrito, lo existe verbal y moralmente, como cuando quedamos de vernos con alguien en tal lugar y a tales horas; por ello es importante que al hacer las clasificaciones mencionadas con anterioridad asignemos una fecha para la cual nos propongamos tener terminada las ocupaciones o que nos sirva de recordatorio de las citas que tenemos en la semana, esto nos permitirá llevar un orden y tener control en las tareas que vallamos cumpliendo.

Es importante también que en los pendientes que ocupen un lapso amplio de tiempo para concretarse fijemos días y horarios para dar avance; por ejemplo si queremos sacar mejores notas no memorizaremos todo un contenido en una sola tarde, para eso, deberemos establecer un horario de estudio; si deseamos bailar mejor, determinaremos un horario para tomar clases de baile y así con todas aquellas tareas que encajen con este espacio de manera que combinemos nuestros deberes y atendamos las necesidades que se requieren sin caer en el aburrimiento por la monotonía que provoca la rutina.

Al cumplir periódicamente nuestras tareas usando este método nos asegurará que ninguna pase a ser olvidada y a la vez garantizarnos el progreso de los resultados día a día. Así que ánimo, clasifica tus tareas, arma tus horarios y rutinas con originalidad.

©2019 by 31punto4. Proudly created with Wix.com